Soeurs de Saint-Joseph de Cluny
http://sj-cluny.org/Mensaje-de-apertura-del-Capitulo-General-2018
      Mensaje de apertura del Capítulo General - 2018

Mensaje de apertura del Capítulo General - 2018

  • Télécharger l'article au format PDF Imprimer cet article
  • 20 de mayo de 2018
  • réagir
  • 0 voto

“Seremos llevadas, estaremos rodeadas por la oración de cada una de las Hermanas, especialmente las Hermanas mayores y las jóvenes de nuestras casas de formación a quien hemos confiado esta intención particular.”


Mis queridas Hermanas:

Después de semana y meses de preparación, caminando con Ana María, nuestra Fundadora, en esta fiesta de Pentecostés hemos llegado al término de nuestro camino, en este día en el que comenzamos nuestro Capítulo General de 2018.

“Los apóstoles estaban todos reunidos en un mismo lugar. De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento… Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos”. Hch 2

Estamos reunidas en este lugar para la celebración de nuestro Capítulo, estamos como los Apóstoles en el Cenáculo, con María, la Madre de Jesús. Ustedes llegaron del Norte y del Sur, del Oeste y del Este, “¡Vienen de todas las naciones bajo el cielo”, casi! Con la diversidad de nuestra reunión, ¿osaremos decir que nuestra asamblea capitular tiene un gusto de Pentecostés?

El Espíritu Santo que es el lazo de comunión entre las personas de la Santísima Trinidad y “el Huésped Divino” de cada bautizado, la comunión entre nosotras se crea estando animadas por este mismo Espíritu. ‘La comunión es el fruto y la manifestación del amor que, brotando del corazón del Padre eterno, se derrama en nosotros por el Espíritu que Jesús nos da. Para hacer de todos nosotros “un solo corazón y una sola alma” ’.Es un tiempo fuerte de comunión entre los miembros de nuestra familia religiosa. Seremos llevadas, estaremos rodeadas por la oración de cada una de las Hermanas, especialmente las Hermanas mayores y las jóvenes de nuestras casas de formación a quien hemos confiado esta intención particular. Estaremos también en comunión con los contemplativos de monasterios que han prometido sostenernos con su oración.

En los días que vienen la Palabra de Dios compartida cada día tendrá un gusto particular en la Eucaristía que es central en nuestra vida diaria y lo será aún más durante este tiempo de Capítulo. “La Eucaristía es ofrenda al Señor de las semillas de vitalidad que preparan y organizan los miembros del Capítulo y la acogida de cada una del soplo del Espíritu que da crecimiento. Está en el corazón de las actividades del Capítulo, su pulmón”. J. C. Lavigne O.P.

El Espíritu Santo que es tejedor de relaciones, nos ayudará a tener en cuenta las necesidades y los puntos de vista de los demás a fin de participar eficazmente y dejar de lado nuestros intereses personales o una tentación de repliegue sobre sí. ¿No es el Espíritu Santo el que hace entre nosotros la unidad con el vínculo de la paz? ¿No es este Espíritu de comunión el que deberá animar nuestros encuentros y diálogos, nuestros tiempos de discernimiento en nuestra búsqueda común de la Voluntad de Dios para que el reino de Dios se establezca en nuestro mundo?

“Cuando venga él, el Espíritu de la Verdad, os guiará hasta la verdad completa”. Jn 16, 13. La verdad no es lo que yo siento sino lo que me dice la Palabra de Dios.

Es Jesús, la Verdad en persona quien nos dice: “La Verdad os hará libres”. Jn 8, 32. En esta verdad hacia nosotros mismos, en esta libertad interior, apertura de espíritu y de corazón es donde nos dejaremos guiar por el Espíritu de Dios. Libremente acojo las decisiones y orientaciones que serán tomadas y adoptadas por el Capítulo y con la misma libertad de decir mi “sí” a esta renovación interior que nos pedirá el Espíritu de Dios. Una invitación “a no tener miedo de la novedad de lo que el Espíritu Santo hace en nosotros, a no tener miedo de la renovación de las estructuras. La Iglesia es libre. Es el Espíritu Santo quien la hace avanzar. Es lo que Jesús enseña en el Evangelio: la libertad necesaria para encontrar siempre la novedad del Evangelio en nuestra vida e igualmente en las estructuras. La libertad de elegir odres nuevos para esta novedad”. Papa Francisco

En la escuela del Maestro se escucha: “Que mi alegría esté en vosotros y que vuestra alegría sea completa… Se alegrará vuestro corazón y vuestra alegría nadie os la podrá quitar”. Jn 15, 11; 16, 22. La alegría, don del Espíritu Santo. ¡Fruto del espíritu Santo!

Celebrar un Capítulo nos ejercita en un dinamismo de celebración con un gusto de fiesta, de la alegría de los reencuentros, de los cantos, las liturgias, la convivencia y una dimensión de apertura a lo inédito. Tiene su dimensión festiva incluso si algunas de nosotras lo vive como un tiempo de trabajo intenso o como un viaje iniciático que puede ser causa de temor o angustia. El reto espiritual es manifestarse mutuamente la confianza dada a todas y recibida de cada una, y así darse más fuerza para continuar construyendo nuestra historia. Evidentemente esto da su fundamento y su legitimidad a la alegría, al gusto de estar juntas, al trabajo y a la fiesta.

Para las discípulas misioneras, la alegría y la fecundidad parecen ir a la par. La alegría de estar con el Maestro, de permanecer en Él, escucharle, aprender de Él. Alegría de acoger su amor, de ser santificadas poco a poco, alegría de transmitir la Buena Nueva. La fecundidad de la Misión ¿no es siempre la obra del Espíritu? Siguiendo a los Apóstoles estamos llamadas a tomar el relevo a fin de continuar la misión de Jesús con audacia en la fe y la esperanza de ver nacer un mundo nuevo: “He aquí que hago un mundo nuevo.” (Ap 21,5)

1 réaction


20 de mayo 18:16, por Sor Inmaculada ESP

Gracias Sor Claire!

Cuenta con nuestra oración, con nuestras vidas, y con nuestras manos para "hacer mundo nuevo".
Unidas en la oración, la misión y la vida.

- Responder a este mensaje


 

Réagir à cet articleComentarios del artículo

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

Web Vaticano

Noticias Vaticano

Unión de Superiores generales

Conferencia Española de Religiosos

Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Peru

Conferoncia de Religiosas y Religiosos del Paraguay

Lecturas de la Misa del día

Santo/a del día

Provincias