Soeurs de Saint-Joseph de Cluny
http://sj-cluny.org/Un-viaje-de-mil-kilometros-comienza-por-un-primer-paso?lang=fr
      "Un viaje de mil kilómetros comienza por un primer paso"

"Un viaje de mil kilómetros comienza por un primer paso"

Para comenzar un viaje de mil kilómetros con un primer paso, catorce Hermanas procedentes de seis Provincias de la India, hemos llegado juntas al Noviciado de San José de Cluny a Yercaud el 23 de marzo de 2019, para dos meses de preparación para nuestros votos perpetuos.


Introducción

La preparación intensiva para nuestro compromiso definitivo comenzó con una celebración animada por Sor Reena Mecherry y la comunidad, sobre el tema "Llamadas a ser fieles para siempre ", que nos llevó a recordar en la oración nuestra llamada a la vida religiosa. Sor Norah Alunkal, Superiora Provincial de la India del Sur Central, nos dirigió un mensaje de apertura. Insistió en la importancia de estos dos meses y nos invitó a profundizar en nuestra relación con Cristo y a seguirlo con radicalidad.

Damos gracias a Dios para la presencia de Sor Luciana D’ Rozario, nuestra Consejera General, que es una persona sencilla, alegre, cariñosa e inspiradora, que organizó esta preparación intensa y que nos acompañó en nuestro progreso espiritual.

Evangelio compartido: cada día comenzó compartiendo el Evangelio durante media hora. Compartíamos en grupo lo que el Evangelio nos inspiraba. Tuvimos encuentros sobre diferentes temas.

Orientación: el primer día tuvimos una sesión de orientación que comenzó con una reflexión sobre el matrimonio y sobre los votos de religión. Nuestra Hermana nos recordó el significado de los tres votos y de nuestra llamada a la vida religiosa.

Búsqueda interior: la sesión de "Búsqueda interior" nos ayudó a profundizar en nuestra vida espiritual, a mejor conocernos a nosotras mismas y a ver cómo Dios actúa en nuestra vida.

Vida consagrada: la vida consagrada es un don que Dios hace a la Iglesia por el Santo Espíritu. Por nuestra consagración le ofrecemos libremente a todo nuestro ser a Dios para pertenecerle y cumplir en todo momento su Voluntad.

Identidad religiosa: los votos no sirven solamente para nuestra propia santificación sino también para la santificación del mundo. Somos llamadas a ser diferentes como Ana Mª Javouhey. Siendo liberadas por lazos del mundo, podemos ir por todas partes donde hay un bien que hacer.

Espiritualidad y Carisma de la Congregación: espiritualidad y carisma son inseparables. La vida religiosa es una llamada a vivir la vida del Espíritu que la Beata Ana Mª Javouhey vivió. El carisma esté integrado de elementos invisibles, los dones de la gracia con los que el Espíritu nos colma.

Misión de la Congregación: nuestra misión es ir hacia otros para darles a conocer a Cristo y llevarles la liberación de todos los yugos que pesan sobre ellos. Para realizar esta misión debemos ser creativas y encontrar en nuestra vida el equilibrio entre contemplación y acción.

Constituciones (autoridad y corresponsabilidad): " La regla viene de Dios y lleva a Dios”. Ella nos ayuda a vivir nuestra vida en plenitud y a servir a Dios.

Voto de Obediencia: por el voto de obediencia alcanzamos muchos frutos en nuestra vida espiritual. Nos pide, ante todo, es avanzar en la humildad.

Voto de castidad: el voto de castidad nos permite irradiar la alegría del Cristo en todas nuestras relaciones, especialmente entre nosotras en comunidad.

Voto de Pobreza: el voto de pobreza no nos empobrece, nos protege. Como dice la Beata Ana Mª Javouhey: "No hay religiosa sin el amor de la pobreza. La verdadera pobreza nos conduce al cielo y nos ayuda a actuar en la justicia. "

Vida comunitaria: la comunidad es un lugar donde se aprende a vivir la fraternidad. La vida en comunidad exige abnegación, compromiso y sentido de pertenencia. Debemos hacer de nuestra comunidad otro Nazareth, donde existan la caridad y la felicidad.

Vida de oración: Sor Mary Thomas, de la Provincia de India del Sur comenzó con profundidad y entusiasmo la sesión sobre la vida de oración. Nos animó a dar el primer puesto a Dios y a otros. La vida de San Agustín es para nosotras un modelo de intimidad con Dios.

Conclusión: Sor Luciana concluyó diciendo que somos creadas para identificarnos con Cristo. Por ello, dejémonos transformar en profundidad no solamente en el exterior. Después de haber hecho el balance, Sor Luciana nos condujo a la Capilla. Ella rezó por nosotros y nos dio, a cada una, una vela de la Beata Ana Mª Javouhey diciéndonos: "Sé la Luz de Cristo”.

Réagir à cet articleComentarios del artículo

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

Web Vaticano

Noticias Vaticano

Unión de Superiores generales

Conferencia Española de Religiosos

Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Peru

Conferoncia de Religiosas y Religiosos del Paraguay

Lecturas de la Misa del día

Santo/a del día

Provincias