Soeurs de Saint-Joseph de Cluny
http://sj-cluny.org/Una-nueva-obra-de-misericordia?lang=fr
      Una nueva obra de misericordia

Una nueva obra de misericordia

El Papa Francisco añadió una "octava" obra de misericordia, que es “el cuidado de la casa común." Lo que sigue es un extracto de su Mensaje el 1º de septiembre de 2016 para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación.


«Nada une más con Dios que un acto de misericordia, bien sea que se trate de la misericordia con que el Señor nos perdona nuestros pecados, o bien de la gracia que nos da para practicar las obras de misericordia en su nombre»[8].

Parafraseando a Santiago, «la misericordia sin las obras está muerta en sí misma. […] A causa de los cambios de nuestro mundo globalizado, algunas pobrezas materiales y espirituales se han multiplicado: por lo tanto, dejemos espacio a la fantasía de la caridad para encontrar nuevas modalidades de acción. De este modo la vía de la misericordia se hará cada vez más concreta»[9].

La vida cristiana incluye la práctica de las tradicionales obras de misericordia corporales y espirituales[10]. «Solemos pensar en las obras de misericordia de una en una, y en cuanto ligadas a una obra: hospitales para los enfermos, comedores para los que tienen hambre, hospederías para los que están en situación de calle, escuelas para los que tienen que educarse, el confesionario y la dirección espiritual para el que necesita consejo y perdón… Pero, si las miramos en conjunto, el mensaje es que el objeto de la misericordia es la vida humana misma y en su totalidad»[11].

Obviamente «la misma vida humana en su totalidad» incluye el cuidado de la casa común. Por lo tanto, me permito proponer un complemento a las dos listas tradicionales de siete obras de misericordia, añadiendo a cada una el cuidado de la casa común.
Como obra de misericordia espiritual, el cuidado de la casa común precisa de «la contemplación agradecida del mundo» (Laudato si’, 214) que «nos permite descubrir a través de cada cosa alguna enseñanza que Dios nos quiere transmitir» (ibíd., 85). Como obra de misericordia corporal, el cuidado de la casa común, necesita «simples gestos cotidianos donde rompemos la lógica de la violencia, del aprovechamiento, del egoísmo […] y se manifiesta en todas las acciones que procuran construir un mundo mejor» (ibíd., 230-231). (Mensaje del Santo Padre Francisco, Para la jounada mundial de oración por el cuidado de la creación, 1 de septiembre de 2016)

Por respeto a la creación de Dios, la Congregación de las Hermanas de San José de Cluny se compromete a trabajar en la curación de las heridas de nuestra tierra para las generaciones futuras. (Orientaciones del Capítulo 2012)

Rezamos con el Papa Francisco…

«Oh Dios de los pobres,
ayúdanos a rescatar a los abandonados
y a los olvidados de esta tierra
que son tan valiosos a tus ojos. […]
Dios de amor,
muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra.
Dios de Misericordia, concédenos recibir tu perdón
y de transmitir tu misericordia en toda nuestra casa común.
Alabado seas.
Amen.

Réagir à cet articleComentarios del artículo

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

Web Vaticano

Noticias Vaticano

Unión de Superiores generales

Conferencia Española de Religiosos

Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Peru

Conferoncia de Religiosas y Religiosos del Paraguay

Lecturas de la Misa del día

Santo/a del día

Provincias