Soeurs de Saint-Joseph de Cluny
http://sj-cluny.org/Santos-Patronos-de-la-Congregacion
    Santos Patronos de la Congregación

Santos Patronos de la Congregación

A ejemplo de la Beata Ana María Javouhey, recurrimos con confianza a San José, nuestro Protector, modelo de vida interior. Invocamos especialmente a los Santos Patronos de la Congregación: Santa Teresa de Ávila y San Martín, San Francisco Javier y San Pedro Claver. Aprendemos de ellos a unir la intimidad con el Señor y el celo valeroso al servicio de la Misión. (Ordenanzas del Capítulo General 2000)


San José

JPEG - 48.5 KB

Ana María había elegido a San Bernardo como Patrón de la primera capilla consagrada en Chalon en 1807, testimoniando así sus relaciones con el monje Trapense Dom de Lestrange y de su experiencia como novicia en la Valsainte. Pero el sacerdote que celebraba la primera Misa le sugirió : « ¿Por qué no San José? ¡Santa Teresa ponía siempre sus casas bajo la protección de San José! … Y además ¡yo me llamo José!” Como estas palabras le recordasen la revelación de la gran Santa respecto a su vocación Ana María aceptó inmediatamente. Desde entonces San José se convierte en el Patrón y la providencia de la Congregación. Su fiesta se celebra con solemnidad el 19 de marzo.

Santa Teresa de Ávila

JPEG - 60.2 KB

Teresa fue la gran reformadora del Carmelo que trabajó para restablecer la Regla carmelitana en la fidelidad a sus orígenes. A lo largo de su vida estableció varias casas reformadas de la Orden de las Carmelitas, en toda España y, con san Juan de la Cruz, trabajó también en la reforma de la orden masculina de los Carmelitas. Se dice que Santa Teresa se apareció a la joven Ana, postulante en el Convento de la Caridad de Besançon, cuando atravesaba un período de lucha para conocer la Voluntad de Dios respecto a ella. Teresa, mostrándole personas de diversos colores, le dijo: « Estos son los hijos que Dios te da”. Le reveló a Nanette que ella sería fundadora de una congregación al servicio de estas personas. La Iglesia celebra la fiesta de Santa Teresa el 15 de octubre. ‘Santa Teresa enseña a cada una a buscar a Dios en todas las cosas, a unir contemplación y acción. Bajo su protección y la de San Martín, San Francisco Javier y San Pedro Claver, la Congregación prosigue su misión en el mundo « a fin de que el género humano constituya un solo Pueblo de Dios, se una en el Cuerpo de Cristo y se construya en el único templo del Espíritu”. (Regla de Vida p. 15)

San Martin de Tours

JPEG - 74.5 KB

Desde el siglo XVIII hasta principios de siglo XIX, San Martín fue un santo muy popular en Francia, particularmente en Borgoña – donde nació Ana María Javouhey – quizá porque era el Santo Patrón de los viñadores y de los soldados. Nacido de padres paganos en Hungría, en el año 316, se hizo soldado porque su padre era entonces un oficial del ejército. Más tarde se hizo cristiano y objetor de conciencia. Los cargos presentados contra él fueron retirados y Martín quedó libre para hacerse monje. En el año 360 se estableció en la Galia (Francia) y enseguida le siguieron discípulos con los que fundó el primer Monasterio en la Galia. En el año 317 el pueblo proclamó a Martín Obispo de Tours. Fue Monje-Obispo y convirtió numerosos paganos a la fe. Murió en el año 397. La biografía de San Martín, escrita por su amigo Sulpicio Severo, relata las numerosas obras de misericordia y los hechos prodigiosos que hicieron de él un santo tan popular. En la iconografía es habitualmente representado a caballo, partiendo su manto con un pobre. Ana María Javouhey encontró en este santo, a la vez un modelo para la evangelización y un protector en el momento en que ella empezó a trabajar para salvar la fe de las influencias destructoras de la Revolución Francesa. El hecho de que fue bautizada el 11 de noviembre, día en el que la Iglesia festeja a San Martín, hizo que le diera un lugar más importante todavía. Este fue también el día de su primera consagración a Dios a los 19 años.

San Francisco Javier

JPEG - 70.1 KB

Nacido en Navarra el 7 de abril de 1506, San Francisco Javier murió en la Isla de Sancian frente a las costas de China, el 3 de diciembre de 1552. Fue uno de los primeros miembros de la Sociedad de Jesús (los Jesuitas). San Ignacio lo envió a evangelizar las Indias en 1541. Empleó toda su vida en llevar el Evangelio a las poblaciones de la India y del Japón. Es admirable ver a un solo hombre, en un tan corto intervalo de tiempo (del 6 de mayo de 1542 al 3 de diciembre de 1552), visitar tantos países, atravesar tantos mares, predicar el Evangelio a tantas naciones y llevar a tanta gente a adherirse al Evangelio. Su celo en proclamar la Palabra jamás ha sido igualado. Considerado como el mayor misionero desde el tiempo de los Apóstoles, era un modelo estimulante para el celo misionero de los que dieron prueba Ana María Javouhey y sus hijas. Francisco Javier fue canonizado al mismo tiempo que San Ignacio. La Iglesia lo celebra el 3 de diciembre.

San Pedro Claver

JPEG - 38.1 KB

1580-1654 – San Pedro Claver, misionero español jesuita en América Latina, es conocido como “Apóstol de las Indias Occidentales” y “Esclavo de los esclavos”. Impulsado por la llamada a ir más allá donde hubiera verdaderamente necesidad de él, Claver abandonó sus estudios teológicos sin haberlos acabado y en 1610 se fue a Cartagena, Nueva Granada (actualmente Colombia). En su Profesión escribió “que él no aceptaría jamás tener a nadie inferior a él entre los esclavos africanos”, y a fin de que no se dudase de ello, se proclamó su esclavo, añadiendo a su firma “ethiopium semper servus” (para siempre Servidor de los Etíopes/Africanos). Durante los 38 años que le quedaron de vida, Claver vivió en Cartagena, uno de los puertos del Caribe de los más importantes en América Latina, ¡lugar por donde eran importados los esclavos! No tenía ningún programa social sino que sencillamente él orientaba su vida hacia las necesidades elementales de los esclavos, frecuentemente enfermos, que llegaban a las costas de América. No era un sacerdote « revolucionario », que tratase de cambiar la Sociedad; Sencillamente cuidaba a los esclavos y exhortaba a los dueños esclavistas para que diesen prueba de humanidad. Murió de la peste el 8 de septiembre de 1654 y fue canonizado en 1887. Tres años más tarde fue declarado Santo Patrono de los misioneros que trabajen entre los esclavos; por este motivo fue escogido como Patrono particular por las Hermanas de Cluny. Celebramos su fiesta el 9 de septiembre,

Réagir à cet articleComentarios del artículo

¿Un mensaje, un comentario?

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

Web Vaticano

Noticias Vaticano

Unión de Superiores generales

Conferencia Española de Religiosos

Conferencia de Superioras y Superiores Mayores de Peru

Conferoncia de Religiosas y Religiosos del Paraguay

Lecturas de la Misa del día

Santo/a del día

Provincias